MLB

Luis Arráez volvió a su estado natural

Muchos aficionados, incluso hasta especialistas llegaron a pensar que con el “lento” inicio de Luis Arráez en este 2024, veríamos a otra versión del ganador del Título de Bateo en la Liga Nacional en la temporada pasada. Sin embargo, no le tomó mucho tiempo para volver a ser el mismo de siempre y conservar ese estado natural que lo caracteriza desde 2019.

Su llegada a la ciudad de San Diego, por lo visto, le dio más bríos de los que ya tenía desde ese 2023 en el que terminó con .354 de average para proclamarse como el mejor bate del Viejo Circuito. En los 17 juegos que ha visto acción con los Padres, además de ser el pelotero más encendido de la franquicia con .419 de promedio y 31 hits; se consolidó como el latino más caliente de todas las Mayores en este mes de mayo.

La tarde de este jueves 23, Arráez vivió lo que podría decirse como una jornada regular para él en las Grandes Ligas. Frente a los Rojos de Cincinnati ligó de 5-4 por segundo encuentro en días consecutivos y de esta forma extendió a 28 su cadena de juegos embasándose; además de sumar su séptimo encuentro en fila de dos o más hits. Además de ser el quinto pelotero en la historia de San Diego en tener dos jornadas consecutivas de, al menos cuatro indiscutibles. 

En el ámbito histórico de los Padres, Arráez está a un juegos multihits de igualar a Gary Sheffield, quien entre el 4 y 14 de agosto de 1992 hilvanó una seguidilla de nueve juegos de dos o más imparables; mientras que entre los venezolanos, José Altuve posee la marca en este aspecto con nueve encuentros en 2015, con el uniforme de los Astros de Houston.

Luis Arráez sube como la espuma

Hace 22 días, exactamente, Luis Arráez vio culminado su ciclo con los Marlins de Miami y para ese momento, su promedio al bate era de .299.  Sin embargo, el mago del hit en estos momentos necesitó tan solo una pequeña fracción de tiempo para aumentar 42 puntos su average, suficiente para ubicarse como el segundo mejor en la Liga Nacional con .341 de average, por detrás de Shohei Ohtani (.347).

Solo es cuestión de tiempo para que Arráez reclame lo que es suyo. Como dicen, “Al César lo que es del César…”; en este caso a “Luis lo que es de Luis”. Una hipotética tercera corona de bateo, en años consecutivos y además con tres equipos distintos, algo jamás visto en la historia de las Grandes Ligas.

 

Marineros de Carabobo continúa su ritmo arrollador en la LMBP

Marineros de Carabobo no cede en la Liga Mayor de Beisbol Profesional (LMBP) y cuando restan dos semanas para que […]

VER MÁS
MLB

Anthony Santander dicta cátedra con su poder en Orioles

Anthony Santander dio un giro de 360° con Orioles de Baltimore Luego de mostrar una escueta actuación con su ofensiva […]

VER MÁS